23 de noviembre de 2011

Tutorial: llave-espada de Kingdom Hearts

Primero de todo, una pequeñísima novedad del blog: cómo he tenido problemas con los comentarios de las entradas y además parece que no puedo responder a los comentarios directamente, sólo añadir yo otro comentario, he creado un Formspring. De esta manera podéis hacer preguntas y proponer temas que no se hayan tocado y yo podré responderlos directamente:

http://www.formspring.me/aprendizcosplay


Y ahora, al meollo. Para el breve tutorial de hoy, me he dejado llevar por la nostalgia: explicaré cómo hice la llave-espada de Sora del Kingdom Hearts. Fue la primera arma que hice, en 2005; mucho ha llovido desde entonces y mucho he aprendido también, pero realmente sigo considerando que hice un trabajo más que decente con ella (sigue siendo uno de mis trabajos favoritos a pesar de los años, me siento orgullosa =_D).



No utilicé los mejores materiales o los más adecuados, pero el resultado fue muy bueno, y el proceso muy fácil y barato, en gran parte gracias a la simplicidad del diseño de la propia arma. El único problema es que, cómo fue hace tantos años, no tengo apenas fotos del proceso, pero intentaré que la explicación sea lo suficientemente clara.


En primer lugar hay que tener claras las proporciones, así que hay que decidir bien la longitud del arma, que no queremos acabar con un mastodonte o una llavecita de bolsillo.



Si nos fijamos en las imágenes de Sora con la llave-espada, ésta le llega, de pie, entre la cadera y la cintura aproximadamente (depende de la versión y de lo crecido que esté el niño). Tomando esa referencia, podemos tomar nuestras propias medidas para imitar esa proporción (creo recordar que la mía rondaba el metro de largo).

La base principal del arma, el hueso por decirlo de algún modo, es una varilla de madera de unos 3 centímetros de diámetro: sólida y robusta como para no doblarse ni romperse, pero fina y ligera para que sea fácil de llevar. Por supuesto, este grosor es demasiado poco para hacer el tronco de la llave-espada, así que para aumentarlo utilicé tubos aislantes para tuberías:



Estos tubos, de un material espumoso, vienen en diversos grosores, de los que yo utilicé dos: uno más fino, con el que recubrir directamente la varilla de madera, y otro más grueso para recubrir el tubo interior y conseguir el grosor final. Como desventaja tienen el hecho de ser rugosos y difíciles de pintar, pero tienen dos grandes ventajas: pesan muy poco y son blanditos, con lo que no hay que preocuparse por los golpes o la seguridad de los salones (razón principal por la que decidí usarlos).

Una vez tenemos el cuerpo principal de la llave-espada, hay que añadir el resto de partes. Tanto la cabeza como el mango están hecho de varias capas de cartón grueso, cortadas iguales y pegadas una encima de la otra hasta conseguir el grosor adecuado. Precisamente por juntar tantas capas de cartón es casi imposible que éste se doble o se deforme, pero si queréis asegurar aún más el tiro, sólo tenéis que alternar la dirección de las ondas del cartón en cada capa; eso le da más robustez todavía.

En el momento de pegar los añadidos de cartón al tubo base, encontramos otra ventaja de haber usado los aislantes: son muy fáciles de cortar con cútter. Así, sólo hay que cortar el hueco para que encajen los añadidos y llenarlos de cola blanca; si se hace bien, no se moverán con nada. También aprovechamos para cortar la pequeña depresión que hay justo debajo del mango, quitando sólo el aislante exterior.



Más detalles: la arandela de la base y la cadena del reino. La arandela la hice primero con alambre retorcido en forma de U recubierto luego con barro, invento que se movía y agrietaba un poco, pero aguantaba. La cadena no eran más que 3 eslabones de cadena de plástico, de esa blanca y roja, con el enganche incluido al final. Como no encontré ningún enganche parecido en ese tamaño, lo moldeé con barro encima de otro normalito estilo mosquetón (atención que en este caso el enganche no se va a abrir, por lo que deberá estar ya dentro de la arandela al montarlo). Y el llavero no es más que una capita de cartón cortada con la forma de la cabeza de Mickey con otra arandelita encima hecha con el mismo método de alambre+barro.

Como último paso antes de pintar, toca tapar agujeros y perfeccionar las formas. Yo utilicé, como se puede ver, barro normalito, del tipo escolar. Realmente el barro no es el mejor material, ya que pesa bastante y se agrieta muy fácilmente, pero como siempre utilicé lo primero que encontré a mano. Ahora mismo seguramente utilizaría pasta de papel, para no apartarme de los materiales baratos. Sea cual sea el material, toca rellenar las junturas, tapar los costados de los cartones para que no se vean las ondas y terminar de dar la forma al mango, creando los relieves.



Tras ese paso yo ya pinté el arma, pero al poco tiempo la pintura empezó a saltar, sobretodo de encima de los tubos aislantes. Para arreglarlo, cuando reparé la llave-espada le añadí otra capa: papel de periódico con cola blanca. De esta manera se uniformiza la superfície y la pintura tiene mejor base a la que agarrarse. Con esto ya se puede pintar tranquilamente el arma, enrollar en el mango cinta/tela marrón, y zarandearla a gusto por los eventos =D.

7 comentarios:

  1. *_* sigo enamorada desde el primer día que la vi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tu y yo hemos vista la misma espada?
      ponte gafas coño
      a tope

      Eliminar
    2. no faltes el respeto sino quieres que te lo falten a ti , hater

      Eliminar
  2. Pos no me gusta lo siento ai un blog mucho mejor: www.llaveespada.blogspod.com

    ResponderEliminar
  3. Hola! Como haces en la empuñadura las partes redonditas (las ''orejitas'' no, lo que toca la barra marron) Podrias responderme en mi correo >> leiagalaxydefender@gmail.com GRACIAS!! Me ha encantado tu manera de hacer la llave espada ;)

    ResponderEliminar
  4. es la mierda mas gorda jamás vista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está muy bien, es rapida de hacer, facil y barata asi que no seas imbécil y si no te gusta házte unos chakrams

      Eliminar